DÍAS DE VERANO

Me gustó el comentario de Sebastian Fest para "El Mundo" (aunque esperaba la necrológica de Javier Martínez) sobre el retiro de Timothy Henry Henman, el periodista español considera en su artículo que los dolores que provocaron el retiro de henners se deben al gran peso que tuvo que soportar su espalda durante sus 26 años de trayectoria en el tenis. La sobrecarga de presión a la que se vio sometido por el público británico, perdón, el público ingles. Ese hostigamiento hartante pero a la vez inevitable que sólo un tigre puede soportar sobre sus hombros y su espalda y que hoy, junto a los años, le pasa la factura de un camino lleno de rosas (inglesas) y también de espinas. Un deporte in extremo mental en el que sólo unos pocos pueden soportar esa exigencia opresiva que los enfrenta a fantasmas y los obliga a evaluarse al más alto nivel todo el tiempo. Para poner en contexto la demanda del público ingles para con sus deportistas, se lo llamaba perdedor o se lo acusaba de faltarle sangre fría a un tipo que fue cuatro del mundo, estamos hablando nada menos que del mejor tenista de esa nacionalidad en por lo menos los últimos setenta años, y eso sólo en cuanto a los fríos números, que poco dicen de lo que es(por lo menos hasta el 23 de septiembre) y significa Tim Henman para la historia del tenis.
Nacido en el seno de una familia londinense de clase alta de Oxfordshire, se dedicó al tenis casi por default, desde los dos años sostiene una raqueta en sus manos y a los seis vio a Borg ganar su quinto Wimbledon al hilo. Su abuelo, Henry Billington hizo tres veces tercera ronda en "the championship". No es casualidad sino causalidad que desde niño era fan de Stefan Edberg, podría haber gustado del tenis de Wilander o de Lendl o algún alemán sacador, pero no, sus ojos se posaron en el más exquisito de esa generación del ochenta. Decía que es causalidad por que en su reves y en su volea se nota la aguda observación que hizo de su blondo ídolo sueco, contra el que perdió las dos únicas veces que se enfrentaron(podía ser de otra manera?) ambas en 1996. La primera en octavos de el US Open y la segunda cuando Stuttgart todavía lucía carpeta indoor.
Empezó su carrera profesional en 1991 y desde esa fecha lleva ganados 11 torneos atp y perdidas 17 finales. Pero los más importantes logros de su carrera no son ni los torneos ganados, ni los finales perdidas, sino las cuatro semifinales de wimbledon. Su primer GS en césped data de 1994 cuando cae en primera ronda con un alemán David Prinosil, al año siguiente pasa a segunda pero se encuentra con un futuro karma Pete Sampras(su 174 del ranking no ayudaba para un mejor cuadro), en el tercero pega el batacazo y se mete entre los ocho mejores del torneo(ganandole al top 5 Kafelnikov en primera ronda), se va ante Todd Martin. En 1997 repite y deja afuera a otro de los cinco mejores del mundo, el holandes Richard Krajicek, Stich es el verdugo de esta edición. 1998 primera semifinal, baja a dos top ten Rafter y Korda, a Sampras sólo puede sacarle un set. En el 99 ya se encontraba como seis del planeta y pega un mejor cuadro, aún así tiene dos partidos agotadores contra Courier y Pioline, saca el primer set frente a Pistol Pete pero vuelve a caer en cuatro sets. Los octavos de final son su límite en los 00, luego de frenar a otro gran talento Hicham Arazi lo derrota el hoy sex symbol Mark Phillipousis 1-6 7-5 7-6(11) 3-6 4-6. Ya entrados en el siglo XXI, lo vemos caer en la más triste derrota de Henman en su historia, la que estuvo más cerca de la final, la que no debió perder. Había sacado a Federer(en ese momento 15) en cuartos y disputó cinco sets con el croata lanzamisiles Goran Ivanisevic, tres de los cinco fueron en tie-breacks, uno lo gano por 6-0, pero el definitivo sería para el futuro campeón por 6-3. 2002, sin duda un gran año para el gordo de unquillo, pero no para Henman, siendo top 5 tuvo un buen cuadro pero en semifinales volvieron los fantasmas y un Lleyton Hewitt imparable lo derrotó en sets corridos. Ya sólo quedaban dos cuartos de final, en las últimas tres ediciones no pasó de segunda ronda. 2007 lo vio en una superlativa primera ronda contra otro veterano Carlos Moya y en la triste derrota contra Feliciano López.
Saliendo de las inmediaciones del All England, sus otros Highlights son el Master Series de París, dos veces finalista de Indian Wells y las tres finales del Queen´s club donde fue derrotado, las tres veces, por su infatigable verdugo australiano.
De estilo elegante y efectivo, de los últimos cultores del verdadero saque y volea, dueño de un reves prodigioso y de piernas rápidas e inteligentes que supieron correr por el verde césped hasta que no dieron más, hoy, su espalda dice basta, nueve meses son demasiado tiempo sólo para volver a Wimbledon. Timothy Henry Heman dice adios, se va un middle class hero y con él un estilo, un perdedor afortunado, el sueño del Peter Colt y por supuesto muchos maravillosos días de verano.

Artista: Amaral.
Canción: Días de verano.
Interprete: Público ingles.
No quedan días de verano para pedirte perdón
para borrar del pasado el daño que te hice yo
Sin besos de despedida y sin palabras bonitas
porque te miro a los ojos y no me sale la voz

Si pienso en ti siento que esta vida no es justa
Sipienso en ti y en la luz
de esa mirada tuya

No me quedan días de verano el viento se las llevó
un cielo de nubes negras cubría el último adiós
fue sentir de repente tu ausencia como un eclipse de sol
¿por qué no vas a mi vera?

Si pienso en ti siento que esta vida no es justa
Si pienso en ti y en la luz de esa mirada tuya
esa mirada tuyaaaa...

Es de esos días de verano
vivo en el reino de soledad
nunca vas a saber como me siento
nadie va a adivinar como te recuerdo

Si pienso en ti y siento que esta vida no es justa
si pienso en ti...
esa mirada tuya (x2)
No me quedan días de verano (x4)

3 comentarios:

Gustavo Arballo dijo...

Preciosa crónica. Hay tipos con los que nos pasa algo más, porque es como un quiebre generacional, a mí me pasó con John Stockton que de hecho tiene un aire físico a Tim Henman...

chiletenis dijo...

http://chiletenis.blogspot.com/

Tennis Market dijo...

me gusto mucho la historia que armaste sobre Henman y coincido en lo exquisito que fue. Se despide un cultor de la elegancia como pocos.

Free counter and web stats