Just-Ine

(si a esta chica la auspiciara Nike en vez de Adidas, este slogan estaría quemadísimo seguro)

Hoy podría haber sido un duelo entre la que más me gusta ver jugar del circuito femenino contra la que siempre quiero que pierda. Pero Sharapova fue bailada en las semis finalmente (ya era hora), así que a Justina la espera Ana Ivanovic, que es 7 del mundo aunque para muchos haya llegado a la final de rolanga algo under the radar y recién ahora la estén (estemos) conociendo.

Así que hablemos de lo que conocemos un poco mejor. Justine debe ser una de las pocas mujeres de primera línea que se destacan por su fantástica técnica en los últimos años. Sharapova, las Williams, Vaidisova con su saque y otras, son más bien pura potencia, y si de polvo de ladrillo hablamos, Henin es directamente la única top de quien se puede decir que es especialista en el terreno.

Su arma más conocida y elogiada es el revés. No es en vano, claro, porque es realmente sabatinesco (y eso que la belga es fan de la archinémesis de Gaby cada vez que jugaba los partidos más importantes de su carrera, la alemana hoy esposa del pelado de Las Vegas) y de los mejores en el circuito (bah, mentira: es el mejor por afano), tanto con top como con slice, y bien podría ser envidiado por muchos hombres del circuito ATP inclusive. Pero tiene una derecha excelente también, agresiva para hard y para polvo. Su saque puede ser no tan bueno, limitado por su estatura (que igual ni se le nota en el resto de su juego, porque no es débil para nada), y en su momento cometía muchas dobles faltas, pero eran al mejor estilo González, por arriesgar, no Corianas. Y encima volea exquisitamente... cuando se dice que el revés es bueno en todo sentido es textual: de volea también lo controla como quiere. En fin, esto es una descripción muy a grandes rasgos, pero verán, a mi juicio este es el biotipo de tenista agradable de ver... no gana por su saque (aunque para su físico sea uno muy bien compensado técnicamente), es exquisita en la ejecución de sus golpes, tiene la mayor cantidad de variantes posibles y las usa casi todas, además de hacerlo siempre en forma ofensiva, especulando muy poco, pero con inteligencia (a veces) para no intentar ganarle a palazo puro a jugadoras a las que les conviene eso (las pegadoras, justamente), cambiándoles los ritmos para volverlas locas... (Nalbandianismo aplicado).

Con la madre fallecida cuando ella era joven y distanciada del padre hasta hace unos pocos meses, Henin vivió mucho tiempo rodeada y casi criada por sus hermanos o lo que apareciera cerca, hasta que un día en su vida apareció un coach argentino que la vio jugar y se quedó al lado suyo hasta hoy, Carlos Rodríguez. A los 14 la empezó a entrenar y, según él, tenía un pésimo estado físico, mucho desorden en su vida y una derecha pedorrísima. A los 15, fue campeona de Roland Garros junior.


(qué fuleras quedan las imágenes cuando las "achicás" a mano con blogger... para muestra basta el ejemplo de la de la derecha. Si alguien tiene una forma de que queden mejor, que avise)

Hoy ya tiene tres torneos de mayores en París, y en un rato quizás sean 4, por eso su desafío principal en el año es ganar el último trofeo grande que le falta (hasta medalla olímpica ganó ya, tras unas semis que recuerdo ver incrédulo en las que levantó un 1-5 en el tercer set para llevárselo 8-6), Wimbledon, el lugar donde cada vez más gente quiere ir y ganar sin meter una volea. Así que para esa época quizás redoble mi campaña justineana, pero es bueno empezar algo así como un mes antes para ya ir testeando el terreno y ver cuántos adeptos tiene la causa.

2 comentarios:

Santiago dijo...

Totalmente de acuerdo con vos respecto a Heniny y su juego incomparable.
Tambien coincido respecto a Sharapova. La rusita es insoportable, sus gritos, su cara cuando gana un punto y su cara cuando los pierde, su vestimenta ridícula y su padre que parece ser un ex agente de la KGB.

En agosto 2006 vi jugar a Ana Ivanovic en Montreal durante el Canadian Open. Me impresionó su servicio, su poderosa derecha y... su belleza. En Roland Garros la vi mucho mas completa, el polvo de ladrillo ofrece otras variantes que permiten valorar a un jugador con mas elementos de juicio.
Claro que en la final se fue del partido después de desperdiciar un 40-0 en el segundo game luego de quebrar en el primer juego a Henin.

Aristoteles dijo...

Tambien acuerdo. Poco talento y poca cabeza en la WTA. Si no fuera por Justine Hennnen Aggdan y la belleza de Danielita (Mamita querida), no veria un partido de mujeres.

Sinceramente, no creo que tengan que cobrar lo mismo que los varones por producir un tenis de infeior calidad, y no por proporción sino por la cualidad misma del tenis femenino... Las disculpas del caso a las damas del blog.

Free counter and web stats